Celulosa en el Río Itata

Tienes información, imágenes, ideas o quieres escribir? Comunicate. La información es fundamental para tener una opinión fundamentada. Blog creado y mantenido por Richard Pincheira Aedo desde Chillán, Chile.

Banner Noalacelulosa

15 abril, 2007

Carta de un Viñatero de Celco

Coelemu, 13 de abril de 2007.
De : Francisco Rojas Gallardo
Viñatero y Presidente de la Unión Comunal de Juntas de Vecinos Rurales de Coelemu.

Para : Matías Domeyko
Gerente General Celulosa Arauco y Constitución S.A. Santiago.

Señor Domeyko:

Con gran sorpresa ha llegado a mis manos, el pasado 10 de febrero, una carta con vuestra firma en nombre de Celulosa Arauco y Constitución S.A. En ella, luego de un “cordial” saludo de buena crianza, me expresa que “es muy grato hacerle entrega de este libro que refleja el espíritu de integración que busca el CFI Nueva Aldea con su entorno”, acto seguido, descubro un pesado bulto lleno de imágenes relucientes y personas sonriendo estúpidamente, sobre un magnífico papel ultra blanco y brillante, lacado y de alta calidad, que encandila mis ojos, poco acostumbrados a este tipo de inutilidades. Es que acá en el campo, en nuestro querido Caravanchel y Guarilihue, no necesitamos el resplandor del papel ni la nitidez de las fotografías, lo que aquí vale es el brillo del sol y la pureza de nuestro aire y agua.

¿De qué me sirven sus palabras de buen vecino, si mientras tanto están matando mi río Itata y ensuciando el aire que mis hijos respiran?

¿Para que se molesta usted, señor Domeyko, señor Angelini, en derrochar en estos modestos (molestos), campesinos tan preciado “obsequio”?
Por que la verdad es que este derroche debe significar algo así como una décima de segundo de producción, esperamos que esto no afecte sus utilidades, por el bien de Chile ¿no?.

Señor Domeyko, no dudo que habrá algunos dirigentes vecinales, gremiales, autoridades de todo tipo, desde los pasillos de “El Palacio” en la capital, hasta nuestras humildes comunas, donde tienen a sus pies a la mayoría de nuestros representantes, que por unas migajas, besan la bota sucia que los ultraja, como dice la canción.
Sin embargo, aún habemos muchos que no nos tragamos el cuento de la buena vecindad y la producción limpia. Para eso no necesitamos que alguien nos convenza, simplemente basta escuchar al colegio médico de Ñuble y mirar lo que ustedes han hecho y siguen haciendo en todos los lugares donde ponen su sucia garra. Constitución, Arauco y Valdivia ya han sufrido las consecuencias de esta “buena vecindad”.
La verdad es que no sé si seremos muy distintos, pero acá en el campo un buen vecino es el que respeta a su comunidad, el que se preocupa de no molestar, el que hace las cosas de la mejor forma posible para no afectar el entorno.

Usted, señor Domeyko, no tiene idea lo que es ser un buen vecino. Usted y su jefe jamás se han preocupado por lo que a nosotros nos pase, y cartitas y regalos como el recibido me parecen una falta de respeto, me parecen una provocación.

Señor Domeyko, a estas alturas lo único que lamento es que “la cartita” que me envió no tenga remitente para haberle devuelto su regalito, de todas formas, avise a su gerente en Nueva Aldea que lo recoja en el acceso a la planta, específicamente en el pavimento frente a portería, que es donde lo acabo de botar.

Sin otro particular, y esperando no recibir más regalitos infames, se despide:

Francisco Rojas Gallardo
Presidente Unión Comunal de Juntas de Vecinos Rurales de Coelemu.
_______________________________________________
Agradecemos a Carlos Morales por enviar esta información.
Esta carta fue publicada en www.chillanactivo.cl

Etiquetas:

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home