Celulosa en el Río Itata

Tienes información, imágenes, ideas o quieres escribir? Comunicate. La información es fundamental para tener una opinión fundamentada. Blog creado y mantenido por Richard Pincheira Aedo desde Chillán, Chile.

Banner Noalacelulosa

29 noviembre, 2006

Un techo para un vecino


A raíz de los desastres ambientales, que han puesto en el ojo del huracán a las filiales de Celco, se ha dejado sentir una oleada de “beneficios”, para las localidades afectadas por la producción de estas empresas.

Nadie que no sea de los ubicuos y serviles de siempre, se deja engañar respecto a la real razón de tanto desprendimiento. O favorecen a sus propios trabajadores, o desarrollan acciones que les rebotan a ellos, como el parque elevado al interior de la planta, la plaza en las afueras de la portería, el jardín japonés en los patios de las oficinas, o hacen “favores” a la comuna (a las autoridades) que les retornan con creces por otro lado, a veces desconocidas por la comunidad.

Ahora, alguien con el maquiavelismo propio de los ambiciosos, inventó la campaña “un techo para un vecino”, pero no con el patrimonio multibillonario de Angelini, sino con el aporte de Casas para Chile y los aportes de mano de obra de los trabajadores, como una forma de demostrar su altruismo.

En Nueva Aldea construyeron 5 mediaguas con cinco equipos de diversas áreas de la empresa, en Constitución, sólo una en Los Molinos. Que hubieran aportado mas trabajadores en Constitución, para que la empresa se luzca con los dineros del estado, habría sido una comprobación de que los trabajadores son tontos, con los abusos que se han hecho con ellos,.

Ya hace tiempo atrás, se les bajó el sueldo a los trabajadores previo acuerdo, porque los precios de la celulosa habían bajado, y para salvar las “exiguas utilidades” sin recurrir a despedir gente, los trabajadores accedieron a rebajarse el sueldo y mantener la fuente laboral. El acuerdo era que después cuando se recuperaran los precios, se les subiría el sueldo al nivel anterior. No tienen para que adivinar los lectores lo que ocurrió, hasta el día de hoy siguen negociando desde el nivel que tienen, los aumentos y mejoramientos de sueldo. Lo curioso, para la mayoría que todavía cree en la buena voluntad de los empresarios, es que un vecino que lleva años viviendo en la playa en una casa de desechos, no sea beneficiado con un techito.

En otro aspecto, poco se ha sabido de las negociaciones de las autoridades y los ejecutivos de Celco, por el tema de los pescadores disidentes de los pagos a los sindicatos. El Intendente y la Gobernadora se reunieron con el encargado de las negociaciones, un tal Caamaño y el gerente general de la empresa Matías Domeyko, reunión en la cual con todo desparpajo los ejecutivos indicaron que el tema social era del gobierno y no de ellos (entre empresarios y autoridades lo generan, pero deben solucionarlo las autoridades).

Esto produjo la molestia de la gobernadora y la salida del intendente de la conversación, y quedó claro que los ejecutivos, que no conocen con quien están tratando, se niegan a negociar nada, con quienes presuntamente les habrían levantado la voz y apedreado sus oficinas (las únicas piedras que volaron, fue en contra de la represión de carabineros y una le pegó por casualidad a un vidrio de la portería), a esos los metimos presos, dijeron. De hecho hace unos días atrás, concurrió un ejecutivo con tentáculos en el municipio, junto al abogado de la empresa y Juez de Policía Local, a conversar con el fiscal, para ver de que forma sometían a los pescadores “tan violentos” con ellos.

Dicho fiscal tiene un hijo estudiando en el colegio de la empresa, como para cerrar el círculo, también han estado averiguando la calidad de pescadores que están en el sindicato reclamante, para justificar que no les quieren compensar de ninguna forma, ya que consideran que lo pagado a la Federación era todo lo que harían. Para que decir que la acción de la Armada de Chile, es absolutamente proclive a las directrices de la empresa, como se ha visto claramente con lo ocurrido en Mehuin.

Es una incógnita en que va a terminar la guerra de la contaminación, que promete ampliarse, con la irrupción de los jóvenes de algunas organizaciones inorgánicas, que actúan fuera de la institucionalidad vigente por principio.

Publicado en el periódico La Ciudad de Constitución. Enviado pro Héctor Iturriaga Puga, de Constitución.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home