Celulosa en el Río Itata

Tienes información, imágenes, ideas o quieres escribir? Comunicate. La información es fundamental para tener una opinión fundamentada. Blog creado y mantenido por Richard Pincheira Aedo desde Chillán, Chile.

Banner Noalacelulosa

15 marzo, 2007

Tras el juicio vienen las demandas civiles


“Una vez terminado este juicio, vamos a iniciar las demandas civiles” contra las empresas que resulten responsables del accidente radioactivo, dijo ayer el abogado Carlos Astorga quien representa a Miguel Angel Fuentes. El jurista descartó hablar de fechas, pero indicó que no sería muy posterior a la conclusión del actual proceso, que comenzó el lunes pasado.

En esta ocasión declinó referirse a las empresas que serían acusadas, aun cuando hace un par de meses y con el cúmulo de antecedentes reunidos había esbozado cuáles serían ellas.

FORESTAL CELCO.

Una de las que podría responder civilmente, sería Celco, pues se considera que la empresa no habría contemplado medidas específicas, destinadas a prevenir y reaccionar adecuadamente ante los potenciales riesgos inherentes al uso y manipulación de material y equipos radiactivos, y por ende no había medidas específicas para el monitoreo y control de fugas radioactivas, que era lo que hubiera correspondido, y lo que el más elemental sentido común aconseja en presencia de un material altamente peligroso para la salud.

LA CCHEN.

Dentro de lo que ha ido surgiendo en el proceso, los abogados de Fuentes estarían en condiciones de considerar que la Comisión Chilena de Energía Nuclear, podría eventualmente responder debido a que según dijo anteriormente Astorga, “a pesar de haber detectado altas dosis de radiación en trabajadores y que participaron en la construcción del Complejo Forestal de Celco en Valdivia, sólo se limitó a hacer recomendaciones para el nuevo proyecto industrial que se construyó en Nueva Aldea, no verificando el cumplimiento de estas recomendaciones”.

Las faenas de gammagrafía industrial desarrolladas en el Complejo Forestal Nueva Aldea, constituyen por disposición legal, una instalación radioactiva de primera categoría, y “por lo tanto para operar habría requerido permisos de construcción y operación, otorgados por la Comisión Chilena de Energía Nuclear, permisos que nunca se pidieron ni menos otorgaron”.

Además, se especula que podría ser acusada la empresa Echeverría Izquierdo, que era la mandante directa de la empresa ITC para la cual trabajaban los dos principales imputados Lautaro Domínguez y Sergio Pérez.

Publicado en La Discusión,
Miércoles 14 de marzo de 2007.

Etiquetas: ,

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home