Celulosa en el Río Itata

Tienes información, imágenes, ideas o quieres escribir? Comunicate. La información es fundamental para tener una opinión fundamentada. Blog creado y mantenido por Richard Pincheira Aedo desde Chillán, Chile.

Banner Noalacelulosa

22 marzo, 2007

Concluye histórico juicio por accidente radioactivo

Hoy, ( Jueves 22 de marzo de 2007) a las 12.30 horas, en el Tribunal Oral en lo Penal de Chillán, será leído el veredicto final del inédito juicio por el accidente radioactivo, ocurrido en diciembre de 2005 en el complejo forestal Nueva Aldea.

Luego de nueve días de intensas sesiones, los magistrados que integran la sala principal del tribunal darán lectura de la sentencia que fue redactada ayer, luego de que culminaran los alegatos finales.

Ayer a las 10 de la mañana, cada uno de los abogados querellantes comenzó a justificar los motivos por los cuales se debía penar a quienes fueron imputados por la fiscalía, Lautaro Domínguez, supervisor de ITC en las faenas contratadas por Echeverría Izquierdo y el operador Sergio Pérez.

En general, los querellantes recordaron los hechos que fueron parte de la acusación y que posteriormente fueron siendo acreditados por los más de treinta testigos presentes en las audiencias.

RELATO.

Según lo que ha podido determinar la fiscalía, los hechos descritos, permitirían configurar a juicio de la entidad, el delito previsto y sancionado en el artículo de la ley de seguridad nuclear 18.302.

El 14 de diciembre en el interior del complejo Nueva Aldea, en el denominado efecto tres de evaporadores, entre las 20 y 21.30 horas, tres personas realizaron actividades de toma de radiografía industrial utilizando un aparato de marca Amersham modelo Sentinel 600, con el cual tomaron cuatro radiografías. Ese día, Lautaro Domínguez no supervisó en terreno y no estuvo presente en el lugar de los hechos y las operaciones de las personas que trabajaban para ITC.

Tanto Francisco Rojas, como Carlos Arteaga, ambos ayudantes, sin licencia, manipularon el aparato de gammagrafía. Por las declaraciones judiciales se puede presumir que “al final del trabajo realizado por los tres operarios, aproximadamente a 22 metros de altura, la fuente de iridio 192 cae presuntamente desde el tubo guía al andamio que rodeaba la plataforma de efecto tres, sin que ninguno de los operarios se diera cuenta de ello”.

Al día siguiente, aproximadamente a las 8.30 horas, una cuadrilla de operarios se dirige al sector para reparar los andamios, subiendo Miguel Fuentes Oyarce y Juan Carlos Rozas. Aproximadamente a las 10.30 horas, Fuentes encuentra el radioisótopo.

Pero ante los malestares que comienza a sentir comunica del hallazgo a su jefes, momento en que se dan cuenta que se trata de un elemento altamente peligroso y la zona es evacuada, se declara la emergencia y el elemento es arrojado a una tubería desde donde lo rescató Lautaro Domínguez.

Publicado en La Discusión
, Jueves 22 de marzo de 2007.

Etiquetas: , ,

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home